El 25 de mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que sustituirá a la actual normativa vigente y que comenzará a aplicarse el 25 de mayo de 2018. Este periodo de dos años tiene como objetivo permitir que los Estados de la Unión Europea, las Instituciones y también las empresas y organizaciones que tratan datos vayan preparándose y adaptándose para el momento en que el Reglamento sea aplicable.

La LOPD es la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, que entró en vigor en enero de 2000. Toda empresa que tenga en su poder cualquier fichero que contenga datos personales debe cumplir una serie de requisitos sobre su funcionamiento, y debe inscribir dichos ficheros en la Agencia de Protección de Datos.

La LSSI es Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y se aplica a los servicios de la Sociedad de la Información, que constituyan una actividad económica o lucrativa para el prestador (Comercio electrónico, Contratación en línea, Información y publicidad, Servicios de intermediación) y conllevan una serie de obligaciones para éste. Recientemente, dicha ley se ha visto modificada por el Real Decreto Ley 13/2012, de 30 de marzo, y en concreto el artículo 22.2, introduciendo la obligación de informar sobre el uso de cookies en tu página web, para que el usuario acepte o rechace expresamente su uso.

Si su empresa no ha inscrito tales ficheros en la Agencia, ni cumple con los procedimientos exigidos en su tratamiento, ni cumple con las obligaciones de información, está incumpliendo la ley, y puede sufrir graves sanciones económicas, que pueden llegar a alcanzar los 600.000 €.

Desde MarcoDigital® podemos ayudarle a que cumpla con tales obligaciones y adecuar su web a la legalidad.